Aprende a preparar una pizza exprés de piña​

Aprende a preparar una pizza exprés de piña

La pizza de piña es uno de esos platos controversiales que tiene tanto fanáticos como detractores. Pero independientemente de los gustos, hay algo que no se le puede negar a la pizza hawaiana y es la particularidad de su origen.

La primera cosa que debes saber es que la pizza hawaiana, con jamón y piña, no es un invento italiano sino canadiense. Lo segundo es que tampoco viene de Hawai. Y lo tercero es que en realidad, la pizza fue creada en Canadá en 1962 por un inmigrante griego llamado Sam Panopoulos.

Panopoulos, junto con sus hermanos, tenía un restaurante en la provincia de Ontario. Al principio, la comida era muy sencilla: platos tradicionales de cafetería, como tortitas y hamburguesas. Inspirado por un reciente viaje a Nápoles, Panopoulos decidió introducir la pizza en el menú. Era un plato relativamente nuevo en Norteamérica y, en aquel momento, la mayoría de las que servían llevaban champiñones, tocino y pepperoni.

Panopoulos hizo lo mismo, pero al aventurarse con otros platos, introduciendo versiones americanizadas de comidas chinas como el pollo agridulce, que también incluye piña, decidió arriesgarse también con sus pizzas.Añadió piña enlatada a una pizza, con jamón, sin saber si tendría éxito o no, pero pronto descubrió que la combinación de dulce y salado era un éxito entre sus clientes.

Gran parte de su éxito se cree que fue la creciente fascinación por la cultura hawaiana ya que Hawái se había convertido en un estado americano en 1959 y la gente se había enamorado del estilo de vida isleño. La piña en conserva empezó a importarse a Norteamérica, junto con el zumo de piña, lo que proporcionó a Panopoulos su ingrediente principal.

En cuanto al nombre, la marca de piña en lata se llamaba hawaiana, por lo que el invento de Panopoulos fue bautizado en su honor.

 

Ahora que sabes todo sobre la pizza hawaina, ¿no te dan ganas de prepararla? 

 

Acá te dejamos la receta: ¡Manos  a la obra!

 

Ingredientes

Rinde 1 pizza de 30 x 40 cms

 

  • Bola de masa de pizza clásica de 250/330 g (8,8/11,6 oz)
  • 4 cucharadas de salsa de pizza clásica 
  • 1.4oz (40g) de mozzarella, cortada en trozos
  • 1.4oz (40g) de piña, cortada en trozos
  • 1.4oz (40g) de jamón, picado

 

Método

Prepare la masa de la pizza con antelación. Nuestra guía para hacer la masa de pizza clásica perfecta cubre todo lo que necesita saber.

 

Para la salsa de esta pizza, recomendamos preparar nuestra sencilla Salsa de Pizza Clásica. Con un toque de ajo, sal y albahaca, es la salsa de pizza ideal que ayudará a resaltar los sabores de los demás ingredientes utilizados aquí.

 

Encienda su horno de pizza Ooni. Apunte a 952˚F (500˚C) en la tabla de hornear de piedra en el interior. Puedes comprobar la temperatura dentro de tu Ooni de forma rápida y sencilla utilizando el termómetro infrarrojo Ooni.

 

Con una pequeña cantidad de harina, espolvoree la masa de pizza de su Ooni. Estire la bola de masa de la pizza a 30 x 40 cms  y colóquela en su paleta de pizza. Cubra con la piña, el jamón y la mozzarella.

 

Desliza la pizza fuera de la bandeja y métela en el horno de pizza Ooni, asegurándote de girar la pizza regularmente.

 

Una vez cocida, retire la pizza del horno. Sírvela inmediatamente y, si te apetece, añade un chorrito de miel caliente.

 

¡Y listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.