Pan de ajo receta

La receta auténtica del acompañante por excelencia: el pan de ajo con romero

El pan de ajo tiene su origen en la bruschetta, que apareció en Italia en el siglo XV, y se remonta a la antigua Roma donde era considerada una comida de pobres. La Bruschetta italiana,se ganó la fama de acompañante de la pizza a partir de 1880 gracias a la inmigración de italianos a EE.UU. y ha perdurado en el tiempo gracias a su exquisito sabor. Tiene hoy versiones que han evolucionado no sólo a lo largo de los años gracias a las influencias locales, sino que tienen también algunas variantes locales. En la India, por ejemplo, es bastante común ver el pan de ajo servido con pimientos, chiles y un montón de otros ingredientes.

El pan de ajo es un producto muy popular en todo el mundo. Sin embargo, el único lugar en el que el famoso clásico italiano no ha sufrido grandes cambios ha sido en los restaurantes y hoteles, donde el pan de ajo se servía de forma estrictamente tradicional: al estilo bruschetta, utilizando un pan de masa fermentada de un día de duración, preferentemente la baguette, conocida por ceder bien a la cobertura de queso y mantequilla de ajo. 


Pan de ajo con romero

Todos reconocen que el pan de ajo es delicioso y gracias a los hornos de pizza Ooni, es posible disfrutar de esta receta infalible en un tiempo récord. Y gracias a los hornos de pizza Ooni, podrá disfrutar de esta receta infalible en un tiempo récord, sin necesidad de esperar en vano. También es una gran excusa para utilizar cualquier masa que te sobre: es perfecta para fiestas, acompañamientos y mucho más. 

 

Ingredientes

Rinde 1 pan de Ajo de 30 x 40 cms.

 

  • 250/330 g de masa de pizza clásica
  • 2-4 dientes de ajo machacados
  • 50 g de mantequilla
  • 3-4 ramitas de romero
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

 

Método

 

Prepara la masa de pizza con antelación. Nuestra guía para hacer la perfecta masa de pizza clásica cubre todo lo que necesitas saber.

Enciende tu horno de pizza Ooni. Procura alcanzar los 950˚F (500˚C) en el tablero de piedra para hornear del interior. Puedes comprobar la temperatura dentro de tu Ooni de forma fácil y rápida utilizando el termómetro infrarrojo Ooni.

Con una pequeña cantidad de harina, espolvorea la masa de pizza de tu Ooni. Estira la masa de la pizza a 12″/16″ y colócala en tu bandeja de pizza. Con una brocha de pastelería o con los dedos, cubre la base con mantequilla derretida y añade el ajo machacado. Por último, añade un par de ramitas de romero. Puedes dejar las ramitas enteras o retirar el tallo para esparcir los cogollos de forma más uniforme por la pizza.

Retira la pizza de la pala y métela en el horno. Cocinar durante 1-2 minutos, asegurándose de darle la vuelta regularmente. 

Una vez cocida, sácala del horno y cubre con un chorrito de aceite de oliva. Termina con una pizca de sal y pimienta negra recién molida, ¡y sirve enseguida!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.