currywust receta

Pizza de currywurst: Un embutido berlinés de especial sabor

La currywurst es un embutido clásico de la comida ambulante alemana. Esta salchicha picante, inventada a finales de la década de 1940 en Berlín por la propietaria de un quiosco, Herta Heuwer, es una versión de la bratwurst, y goza de gran popularidad (el alemán promedio consume 10 currywursts al año).

Bueno, ¿y cómo se prepara la currywurst? Pues se empieza con una base de bratwurst cortada en rodajas (una rica salchicha de cerdo sazonada con sal, pimienta y quizá un poco de mejorana, semillas de alcaravea, nuez moscada o ajo), se vierte una generosa cantidad de salsa de tomate al curry por encima y se termina con una pizca de curry en polvo. ¿Cubiertos de tamaño normal? No. ¿Un pequeño tenedor de madera? Sí. 

En Alemania, las recetas de currywurst varían de una región a otra. La mayoría de los expertos en salchichas coinciden en que el currywurst empezó en Berlín, pero hoy en día, la región de la cuenca del Ruhr también tiene una relación especial con esta comida preparada. El caso es que el mismísimo Herbert Grönemeyer, de Bochum, dedicó una vez una canción un tanto irónica a la humilde currywurst. La pizza y el currywurst tienen mucho en común. Ambos son alimentos reconfortantes y deliciosos: combinarlos en un único y apetitoso plato tiene sentido.

Recientemente, la embajadora de Ooni, Julia (@manopasto), inventó una salsa de curry casera, una versión actualizada de la salsa Chillup original de Heuwer. Manzanas, zumo de naranja y un toque de cola añaden dulzura a la base de tomate enriquecida con pimentón. Por cierto, la currywurst suele ir acompañada de papas fritas. Para disfrutar de una auténtica experiencia de “currywurst pommes”, añade un puñado de tus papas fritas  la pizza después de hornearla.

Tiempo de preparación:20 minutos

Rinde para 3 pizzas de 30 cms 

Equipo

  • Tazón para mezclar 
  • Pila Ooni (o un recipiente que se pueda cerrar)
  • Horno de pizza Ooni
  • Rallador

Ingredientes

  • 3 bolas de masa de 250 gramos 
  • Para las coberturas
  • 3 salchichas 
  • Opcional: patatas fritas 

Para la salsa de curry

  • 1 cucharadita (2 gramos) de pimentón dulce
  • 3 cucharaditas (6 gramos) de curry en polvo
  • 1 cucharada (8 gramos) de chile en polvo
  • 2 cucharaditas (10 mililitros) de caldo
  • 4 cucharadas (60 mililitros) de aceite vegetal
  • 1 cucharada (17 gramos) de pasta de tomate
  • 1 taza (250 mililitros) de cola
  • 1 taza (250 mililitros) de zumo de naranja
  • 1 manzana dulce (por ejemplo, Pink Lady), finamente rallada
  • 1 ¾ tazas (400 mililitros) de ketchup
  • ½ taza (100 mililitros) de agua
  • Harina o sémola para dar forma a la pizza

Preparación 

Saca la masa de la nevera al menos 2 ó 3 horas antes de hornearla para que esté a temperatura ambiente.

Pon el pimentón, el curry en polvo y el chile en polvo en una cacerola profunda a fuego medio, y deja que se calienten para activar los condimentos. Añade la mitad del aceite vegetal y mezcla bien. Sofríe las especias a fuego medio durante 3 minutos. Añade la pasta de tomate y cocina la mezcla aromática durante un minuto más. Vierte la cola, el zumo de naranja y el caldo para desglasar la sartén. Cocinar a fuego lento hasta que el líquido se reduzca a algo menos de la mitad. 

Añade el ketchup, el agua y la manzana rallada. Cuece la salsa a fuego lento durante unos 15 minutos.Calienta una sartén grande a fuego medio y añade el aceite vegetal restante. Dora las salchichas por todos lados (entre 3 y 5 minutos). Retíralas en un plato, reduce el fuego y devuelve la salsa a la sartén.

Corta la salchicha en rodajas, añade a la salsa y cocina a fuego lento durante 5 minutos. Retira la sartén del fuego y reserva. (La salsa sobrante puede guardarse en un recipiente hermético en la nevera hasta 5 días).

Precalienta tu horno de pizza Ooni a 850°F (450°C), utilizando un termómetro infrarrojo para medir la temperatura de la piedra.

Espolvorea tu pala para pizza con una generosa cantidad de harina o sémola, y luego estira y da forma a la primera bola de masa en una base de pizza de 30 cms.

Empezando por el centro y moviéndose hacia los bordes con un movimiento circular, pon85 gramos de salsa de curry, dejando espacio en el borde para la corteza. Distribuya un tercio de las lonchas de bratwurst de manera uniforme sobre la pizza.

Baja el fuego a la mitad y lanza la pizza al horno. Hornea durante unos 2 minutos hasta que se dore, dándole la vuelta regularmente.

Transfiere la pizza a una rejilla de enfriamiento y deja que se enfríe allí durante 1 o 2 minutos. A continuación, pásala a una paleta de bambú o a una tabla de cortar y córtala en seis porciones. ¡Y ya quedó lista tu pizza de currywurst! Sirve y disfruta.

Para una experiencia de currywurst aún más auténtica, añade una capa uniforme de papas fritas a cada porción.

Currywurst Pizza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.